Hace un par de días sufrí el ataque de gente que quiere ir por atajos para llegar rápido a ninguna parte.

Esto del marketing de contenidos es muy útil pero, tanto para los abogados como para cualquier otro servicio profesional, no hay nada que reemplace el ser buen profesional y saber mucho de lo que dices saber. Puedes tener mucha fama, puedes tener muchos seguidores en redes sociales, puedes aparecer en los periódicos y salir en las fotos, pero el momento de la verdad es cuando te sientas frente a tu cliente y antes de contratarte ya tienes que generar confianza mostrando lo que sabes.

Alguien simplemente copió un post de este blog, cambió un poquito la introducción y (hasta dejando los términos en argentino) lo mandó a Legal Today.

La diferencia entre copiar contenido ajeno y escribir el propio es como entre pagar por sexo y hacer el amor. Si no puedes amar y ser amado, tendrás que pagar toda la vida, ya sea copiando lo de otros o pagando a redactores para que hagan tu trabajo.

Cuando lo empecé a leer pensé “me gusta cómo escribe”, lo sentía tan cercano, tan familiar… Hasta que una palabra muy mía me hizo saltar una alarma. No lo podía creer. Le pedí a gente que lo revisara y comprobamos que era una copia.

Estuve un par de días súper enfadada. Sorprendida. Estafada. Me daba vergüenza ajena. Bronca por el desprestigio que sufrimos todos los que nos dedicamos al marketing jurídico por la aparición de tanto experto fatuo. Pero ya se me pasó.

Tengo que agradecer a la publicación Legal Today ya que apenas tuvieron conocimiento de lo ocurrido eliminaron el artículo copiado y pusieron el mío original en su lugar. También a todos los amigos que desde las redes sociales me dieron consejos.

Lo primero que me pedía el cuerpo hacer era denunciarlo públicamente, pero me daba pena. Así que hoy, viendo que al amigo Alfredo Herrans le ha pasado lo mismo:

me puse a investigar y encontré un plugin antiplagio para WordPress que he instalado.

Se llama WP-CopyProtect [Protect your blog posts]WP-CopyProtect y te permite deshabilitar la selección del texto, desactivar el botón derecho, no perjudica el SEO (como sería si en lugar de texto pones una imagen) y puedes establecer excepciones por tipo de usuarios (admin por ejemplo). También te permite dejarle un mensajito simpático a los que quieren copiarte.

¿Probaste?

Vamos a ver si esto es eficaz.

 

 

Opt In Image
¿Te interesan estos temas?
Suscríbete

Herramientas de marketing para tu despacho

Recibirás mensualmente el boletín con contenidos exclusivos para abogados, directo a tu buzón de correo

  • Consejos potentes y fáciles de implementar para mejorar la estrategia digital de tu despacho
  • Notas de opinión de operadores del sector sobre tendencias y novedades
  • Plantillas para hacer más eficiente la gestión diaria

Al subscribirte aceptas nuestra política de privacidad.

Regístrate aquí

Cronológico

Fotografías de

Fotografías de Rodney Smith