Silvia-Pérez-Navarro

Silvia Pérez-Navarro, headhunter legal y socia de Iterlegis

Silvia Pérez-Navarro ha ejercido como abogado durante más de 14 años, especializada en Derecho de la Competencia y UE. La mayor parte de su experiencia la desarrolló en las oficinas de Bruselas y Madrid de Clifford Chance, y en la oficina de Madrid de Linklaters. Ahora, es socia directora de Iterlegis, agencia de headhunting legal especializada tanto en puestos fijos como en Legal Interim Management (LIM). Se trata de una de las voces más autorizadas de nuestro país en su campo.

Vivimos en una era de cambios, y nuestro sector, aunque va más lento, también está evolucionando. El Legal Interim Management se basa en “la captación de talentos” muy cualificados y de alto rendimiento para despachos de abogados y empresas. Es un nuevo modelo que se basa en la colaboración de abogados con despachos de abogados y con departamentos internos de asesorías jurídicas.

Lidia Zommer: ¿Qué es y en qué consiste el Legal Interim Management?

El Legal Interim Management es la gestión de un proyecto temporal en el ámbito legal por parte de un abogado. El abogado presta unos servicios jurídicos durante un tiempo determinado en una empresa o un despacho, para un proyecto o caso concreto; o simplemente puede ser para realizar una sustitución. Se trata de un abogado muy especializado y de alto rendimiento, enfocado a resultados. Es un nuevo modelo de trabajo, muy conocido en Estados Unidos y algunos países de Europa, que genera mucha satisfacción tanto en el profesional como en la empresa o despacho que lo contrata.

LZ:¿Qué tipo de abogados son Legal Interim Managers?¿Qué cualidades deben reunir?

Generalmente hablamos de mandos intermedios o altos. Para que un abogado sea considerado para ser Legal Interim Management debe cumplir principalmente dos requisitos:

  • Por una parte tener conocimiento jurídico-técnico, es decir, que conozca muy bien la materia sobre la que va a asesorar.
  • Por otra parte, se trata de soft skills, muy importantes hoy en día si ya se tiene el conocimiento técnico: que tenga las aptitudes necesarias para desempeñar esta labor, es decir, las habilidades o cualidades para poder entablar buena relación con las empresas, integrarse por sí mismo, buscar información al momento y dar las soluciones oportunas.

LZ: La figura de Legal Interim Manager no es muy conocida en España actualmente. ¿En qué medida puede ser una alternativa profesional para los abogados? ¿Qué ventajas tiene para estos?

Un LIM puede afrontar todo tipo de proyectos que se plantean en el mundo profesional jurídico, desde por ejemplo en una empresa IBEX que necesita a un profesional con la cualificación necesaria para revisar todos los poderes otorgados a los consejeros  de las sociedades que tiene por todo el mundo, hasta proyectos de auditoria, de protección de datos, M&A, arbitraje, etc. Es decir, todo tipo de eventualidades de tipo profesional que se presentan a una empresa, desde un enfoque de la alta cualificación y el estar enfocado al proyecto y a sus resultados.

En general, son empresas grandes las que contratan estos servicios. En España, los despachos de abogados empiezan a conocer esta figura, pero aun son reticentes a la contratarlos debido, sobre todo, a aspectos relacionados con la  confidencialidad y la propiedad intelectual.
Tanto el abogado como al empresa terminan muy satisfechos, ya que estos proyectos tienen un principio y un objetivo final; y los clientes suelen estar muy agradecidos.

LZ: Por otra parte en los últimos años han surgido nuevos modelos de negocio en cuanto a la prestación de servicios jurídicos como: Riverview Law, Axiom, Lawyers on Demand, y otras ABS. En este escenario, ¿qué valor  aportan los abogados por proyectos (LIM) a la asesoría jurídica de empresa y al despacho tradicional?

El perfil de este tipo de abogados es diferente a un abogado de los que podemos cualificar de “normal”, el LIM es un producto eficiente, rápido y económico; enfocado a resultados.

Los modelos de colaboración profesional están cambiando y estas nuevas figuras, como el LIM, hacen que nuestro trabajo se convierta en más profesional, más fácil, eficiente, rentable y completo.

DDVO4UFXsAEFAhN

LZ: En la actualidad se habla de una nueva generación de abogados, los llamados “Millenials”, que demandan otro tipo exigencias a los despachos y cuyas expectativas laborales no pasan a veces por llegar a ser socio. ¿Podrían participar en proyectos de LIM?

Los ‘millenials’ son muy jóvenes, en general, para cubrir este tipo de puestos. Ten en cuenta que se necesitan profesionales que cuenten con un cierto recorrido profesional para poder resolver los casos al momento, es decir, prácticamente, producir resultados al día siguiente de incorporarse a su puesto.

En mi día a día trabajo con jóvenes abogados porque colaboro en varios Máster de Acceso a la Abogacía. Desde esta experiencia, tanto en las clases como luego hablando con ellos, me doy perfecta cuenta de que los abogados más jóvenes tienen nuevas demandas y hay que estudiar cómo podemos integrarlas y acomodarlas a la estructura. Opino que un joven abogado que trabaje duro quizá primero en un despacho pequeño -que les suele dar de forma más temprana visibilidad con los clientes, autonomía y temas a tratar más concretos- y vaya adquiriendo poco a poco seniority puede acceder a un LIM.

 

Si quieres ver el webinar completo, haz clic en https://marketingparaabogados.eu/webinars-mirada/

¿Qué opinas de esta figura? ¿Tienes alguna experiencia en el tema?